Un paseo por las nubes (mojadas)

Ehh!! que el tiempo no te engañe, que estamos en abril!! ¿o no os acordáis del pasado fin de semana? ¿o del año pasado que era finales de mayo y aún no se podía ir a la playa?

¡Pues eso, no guardes tu paraguas ni tus botas de agua! que aunque llueva, nos VAMOS DE FIESTA:

Hala, un bañito y a ponerse guapa:

Además, los días de lluvia se pueden sacar fotos tan bonitas como estas.

Pero ¿qué me pongo para ir elegante cuando llueve?

Como dice Madame Geneviere Antonine Dariaux en su libro “Muy Chic, una guía de la elegancia” 
Para ser elegante cuando llueve, simplemente hay que llevar un paraguas. Siempre hay que resistir modas como:
– Puños de paraguas de imitación de madreperla o recargadamente adornados con plata y oro.
– Colores pastel almibarados como malva, rosa, verde guisante y azul celeste.
– Estampados.
-Paraguas plegables que se cuelgan de la muñeca.

Y ¿cual es el protocolo del paraguas?

– Cuando llueva y llevemos el paraguas abierto, debemos levantarlo al cruzarnos con una mujer, persona mayor o cualquier persona de menor estatura que nosotros. No debemos ladearlo, de este modo ambos nos mojaremos.
– Normas básicas: se camina por la derecha y pegado a la pared. A las mujeres, personas mayores o niños se les cederá este lugar.
– Debemos sacudir bien el paraguas antes de subir en el transporte público o entrar en un sitio público.
– Debemos ofrecer un paraguas a aquellas personas que estén en nuestra casa y a la salida llueva.

Ahora ya sabemos qué ponernos y cómo llevar el paraguas, así que  tengas o no pareja, ¡NO TE PIERDAS LA FIESTA! Si, es verdad, da pereza, pero nunca sabes a quien te vas a encontrar o lo mucho que te puedes divertir y reír. Ve, y si no te lo pasas bien, vuelve pronto.

Puede ser que tengamos una fiesta Baby shower en abril:

O una fiesta de cumpleaños con muchos detalles:

Piruletas de gotas de agua
Hacer nubes con algodón de azúcar
Ofrecer “agua de lluvia”

Y hablando de agua de lluvia…¿sabes que hay todo un mundo por descubrir de cada agua? Sergio (mi novio) se ríe de mí cuando digo que me gusta más el agua X que el agua Y, y no es que yo sepa mucho de aguas (si son más o menos buenas), pero sí que sé cuál me gusta y cuál no (eso lo sabe todo el mundo, ¿no?) porque puedo notar la diferencia.

De cada vez hay más restaurantes y establecimientos gourmets que seleccionan las aguas más sabrosas y más sanas y las incluyen en su carta de aguas.

Entre las mejores se encuentra Finé una de las aguas más finas, caras y exclusivas del mundo. Nace a 60º del volcán de Fuji y se ha situado entre la élite de las aguas. (Entre sus consumidores se encuentra Tom Cruise).

O Water Moon, de color transparente profundo. Pura en nariz y fresca en boca.

También podemos encontrarnos con las SUPER PREMIUM (cuestan entre 8 y 80€ y van en envase de diseño), son aguas de lujo ya que provienen de icebergs de Canadá o el agua de lluvia de Australia.

Dentro de las Super Premium se clasifica esta marca española de origen catalán:
 Aigua de Vilajuïga (Elton John es uno de los consumidores y por lo visto la ex-vicepresidenta Mª Teresa Fernández de la Vega también lo es).

Esta es de las accesibles, la botella no pasa del euro.

Otra muy famosa es Bling o más conocida como el “Agua de Hollywood” que se extrae a 800 metros de profundidad en Tenessee (EEUU) y que es consumida diariamente por la Casa Real Británica.

Entre 4 y 8 euros.

¿Y la más pura pura del mundo? La 420 de los fiordos noruegos, y es sin filtrar:

CON DISEÑO INCLUIDO: 

Y es que detrás de las aguas hay todo un negocio, por eso no es extraño encontrarnos nombres tan conocidos como Philippe Starck o Swaroski  en las botellas de agua de diseño… Por eso muchas veces (en los casos de las “super premium”) el agua vale más que el vino.

* Ogo, contiene 35 veces más oxígeno que cualquier otra y está firmada por el japonés Ora Ito:

* Elsenham tiene un envase fabricado por los mismos que trabajan con los perfumes Chanel.

* La Solé, la preferida del cocinero más aventurero, Jaime Oliver.

Y también buscan captar la atención de los consumidores más jóvenes, como es el caso de Extreme H2O que incluye un clip para llevarla a cualquier sitio.

CON SABOR:

Como la que lanzó Font Vella “Font Vella Sensation” y que para mi gusto son bastante malas…:

Con tanta oferta no es de extrañar que hayan aparecido los primeros “water bar”, bares de agua. La pionera en instalarlo fue la tienda Colette, que actualmente posee más de un centenar de aguas.

Y, cómo no, aparecieron las primeras guías como la “Fine Waters” que incluye notas de cata de las cien aguas más selectas del mundo.

Y tú, ¿qué agua pondrías en tu boda, fiesta o evento? ¿Le das importancia al agua a la hora de consumirla o sólo te basas en el precio?

¡PARA ACABAR EL POST OS DEJO CON UNA CANCIÓN QUE ME GUSTA MUCHO!
“Viendo llover” de La Oreja de Van Gogh

PD: cualquiera que no me conozca pensará que me gusta más una fiesta que nada, pero realmente soy de las que se quedan en casa si llueve. Prefiero ver la lluvia desde la ventana y si es en mi camita, mejor…

4 Discussions on
“Un paseo por las nubes (mojadas)”

Leave A Comment

Your email address will not be published.