Una tarde muy dulce- Tast en Guindalia

Buenos días!

¡Ya es viernes! y hoy os enseño dónde estaba y qué hacía hace justo una semana, pues tuve una tarde muy dulce.

Si sois asiduos a leer el blog sabéis lo mucho que me gusta el dulce (es mi vicio confesable) y lo poco o nada que me gusta el fondant, vamos como a la mayoría de españoles que encargan tartas fondant sólo porque están de moda. Hace unos meses escribí uno de los posts más polémicos desde que abrí el blog: tarta tradicional vs fondant.

Como os comentaba, hace una semana estuve en el tast de mesas dulces para bodas que organizaron las wedding planner imatge i events en el obrador de repostería especializada en bodas Guindalia. Al evento se convocó a las futuras parejas-clientes de i&e para que pudiesen degustar las nuevas propuestas de  dulce. Mónica (de Guindalia) nos explicaba lo que suelen componer las mesas dulces, qué tipo de postres puede poner: desde cupcakes y cakepops de varios sabores, mini tartas, macarons, hasta la repostería tradicional como las cookies.

MESA DULCE

Como bien nos comentó Mónica, una mesa dulce debe ser diversa tanto en cantidad como en gusto,  o sea que haya variedad de postres y de sabores, ya que no a todos los invitados les gusta lo mismo. Si de algo sirven las mesas dulces es para que cada uno pueda elegir lo que le gusta, es lo que llamaríamos “buffete de postres chic”. También debe ser personalizada con los colores y temática de la boda.

No es lo mismo ir a la panadería-pastelería de al lado de casa y comprar 3 tartas varidas, 1 ensaïmada, 1 bandeja de repostería fina y unos cuantos cremadillos que hacer una “mesa dulce”. El primer ejemplo sería un buffete de postres, nada más, mientras que el segundo conlleva una gran parte artística y de buen gusto donde cada pieza se personaliza delicadamente y forma parte de un TODO.

cupcakes

¿Y qué componen ese TODO? Además de los dulces que obviamente se decoran con la temática, se debe tener en cuenta: mantelería de la mesa, menaje: si se usan torres, platos, jaulas, botes de cristal… existen muchas opciones para que los dulces se presenten de una manera diferente y que por lo tanto entre por los ojos. Decoración variada: flores, velas (si es de noche), decoración del fondo de la mesa: si es una pared, árboles, etc. Complementos a los dulces: para aquellos que no quieren gastar mucho, pueden hacer una mesa dulce sencilla y complementar con chucherías variadas y/o palomitas dulces.  Papelería: una papelería cuidada es un precioso detalle, la tarjetas con la descripción de los postres, los “wrappers”, si!!! los papelitos de las cupcakes también se pueden personalizar, hasta las cajitas de palomitas o las tabletas de chocolate.

GALLETAS Y MACARONS

 

¿Y qué hay de la tarta? Aunque ahora está tan de moda el tema de las mesas dulces con diferentes pastelitos, una boda sin tarta no sería una boda, ¿verdad? Y ya que habéis hecho una decoración al detalle, seguramente os gustará hacer también una tarta única, que no sea la típica “tarta reina” que se servían hace años en  todos los banquetes de bodas. Actualmente como ya sabréis, está muy de moda las tartas fondant, pues si se trabaja bien es un material muy colorido y útil para hacer cualquier diseño. Digo si se trabaja bien porque hoy en día hay muchas “expertas” en tartas fondant, pero el fondant es una técnica dificilísima y si no se trabaja bien puede quedar un “churro” literalmente: con grumos, que se deshaga el fondant o con un subidón de azúcar a alguno de tus invitados.

pastelitos

¿Os cuento un secreto que me contaron en Guindalia? Hoy en día las tartas fondant de pisos suelen ser falsas, a ver, se pueden hacer de verdad pero sería un desastre cortar una tarta de 5 pisos, así que hacen los pisos falsos, forrados con el fondant con su apropiada decoración y el último piso (el más pequeño) suele ser la tarta. Incluso hay parejas que no sirven ese piso de tarta, ya que es pequeño y no bastaría para todos los invitados y ¿sabéis qué hacen algunas parejas? encargan una tarta tipo bizcocho grande, del mimo sabor y decoración que la grande que ya viene marcada  para que los comensales tengan porciones equitativas. Incluso algunas parejas guardan el piso de arriba de la tarta, la congelan y se la comen en el primer aniversario para recordar un poquito el mejor día de sus vidas, ¿qué os parece la idea?

macaroons

Lo importante a la hora de hacer la degustación de la mesa dulce es que probéis todas las variedades y de esta manera veréis la calidad. No olvidéis que la tarta, además de ser bonita por fuera debe serlo por dentro: sabrosa y esponjosa, como si fuese una tarta de las tradicionales. Si optáis por una tarta fondant fijáros en grosor y el acabado del mismo. Ah! y por supuesto, no os olvidéis de hacer fotos para recordar los tonos de los colores y sobre todo las cantidades y el emplatado, así tendréis una prueba si las porciones no son las que tocan.

merengues

Y vosotros, ¿cuál de estos postres es vuestro preferido?

¿Sois más de tarta fondant o tradicional? 

2 Discussions on
“Una tarde muy dulce- Tast en Guindalia”

Leave A Comment

Your email address will not be published.