Estaciones para bodas. Rústica-mallorquina

Tras el último post de boda romanticona y barroca más no poder que realizamos para el shooting de Love Trends Mallorca #lovetrendsmca, hoy os traigo algo totalmente diferente y desenfadado para las parejas que quieren una boda con aire informal, poco protocolaria, donde se coma con los dedos y se beba con pajitas.

No hace falta que os diga lo que se llevan las estaciones para bodas, diferentes paraditas con comida para todos los gustos, siempre en cantidades pequeñas que puedan comerse de un bocado o bien con mini cucharitas o mini tenedores. La ventaja de este tipo de servicio es que la fiesta tiene un aire informal, donde no hay sitting plan y todos pueden hablar con todos, ideal para los novios fiesteros que buscan el trato personal y un banquete rompedor. Otra de las ventajas es la amplia variedad de elección que tienen los invitados al encontrarse con diferentes estaciones, pues siempre hay algo que les guste. A diferencia de un menú cerrado, vuestros invitados no tendrán problemas con el menú (también ideal para celiacos, vegetarianos…)

Eso si, no todo vale, la calidad ha de ser exquisita y la comida abundante para que este tipo de banquete salga bien. No es lo mismo un buffet que una estación y aunque se trate de una estación básica (cómo puede ser de pa amb olis- huevos o quesos por ejemplo) la decoración y el buen gusto es un MUST para que se cree un ambiente diferente a una merienda en casa.

También teneis que tener en cuenta que las personas mayores (y muchos jóvenes) no estarán todo el tiempo de pie, así que hay que prever de mesa auxiliares, sillas o chill out al menos para la mitad de los comensales.

Además, si estáis pensando en este tipo de banquete para ahorrar dinero en vuestra boda os he de decir que no es la mejor opción, como ya os he comentado en el post de bodas sencillas lo barato y lo sencillo no es directamente proporcional, pues en la mayoría de ocasiones os saldrá más caro una boda todo estaciones que un menú cerrado.

 

pereymarga_fotografia-349

pereymarga_fotografia-363

Para el shotting montamos una estación salada-dulce con deliciosos bocaditos mallorquines y tradicionales. El salado fue a cargo del restaurante del Hotel s’Olivaret, gracias a Luis y todo su equipo pudimos degustar diferentes tipos de sanwiches, canapés y saladitos con ingredientes de nuestra tierra, cocas variadas y su exquisita tortilla de patatas que no puede faltar  y el aceite de oliva virgen extra cultivado en el mismo hotel.

La parte dulce la puso el Forn de Sant Francesc d’Inca, el que nos despierta cada mañana en Instagram con un dulce donde por lo general todo gotea chocolate… (cuentan con la friolera de 73K en esta aplicación!!!!!). Para está ocasión nos preparó “doblegats” de chocolate, merengues, “cremadillos de crema”, mini brownies, milhojas de crema… todo para morir de gusto, y yo que soy golosa lo probé todo 😉

Todo se montó sobre la tafona que hay al exterior del hotel, con vistas a la Serra de Tramuntana, menaje colorido, platitos de pan, cestitas de mimbre, tablas y una decoración rústica que combinamos flores campestres (olivera y lavanda) y frutas y hortalizas de temporada (¡como me gusta combinarlas!)

pereymarga_fotografia-355

pereymarga_fotografia-369

pereymarga_fotografia-373

pereymarga_fotografia-375

pereymarga_fotografia-377

pereymarga_fotografia-389

pereymarga_fotografia-392

pereymarga_fotografia-400

pereymarga_fotografia-425

pereymarga_fotografia-407

pereymarga_fotografia-379

CRÉDITOS 

Organización y decoración: Juliet’s  -historias & eventos

Fotógrafo: Pere de PereyMarga

Vídeo: Made in Video

Decoración: Juliet’s

Hotel y salados: Hotel s’Olivaret

Dulces: Forn Sant Francesc d’Inca

Menaje: Jaiak

 

 

 

Leave A Comment

Your email address will not be published.